G-XTQ1ZSP54R
top of page
  • Foto del escritorStaff

Anatomía básica de tu máquina de coser

Actualizado: 26 ene 2021



¿Te imaginas un auto con el volante en el asiento trasero? ¿O los pedales en el tablero? Bueno, pues todas las cosas que funcionan y podemos identificar en un auto generalmente tienen un disposición muy similar entre un modelo y otro, aunque existan ciertas variaciones según la marca.


Con las máquinas de coser es exactamente lo mismo; por eso en esta entrada te queremos enseñar (y explicar) los elementos básicos que debemos identificar en una máquina de coser sin importar el modelo, edad o estado de la máquina. Si quieres saber un poco más sobre el origen de la máquina de coser, te invitamos a leer esta entrada.

 

Para este recorrido hemos elegido una máquina familiar mecánica/eléctrica con distintas puntadas de la marca Brother, la cual consideramos tiene una anatomía muy similar con otros modelos y marcas de máquinas de coser.

Comenzaremos con lo más básico, encender y apagar la máquina de coser. Todas las máquinas eléctricas requieren de un cable de corriente que por lo general está unido al pedal y su función es proveer de energía al motor de la máquina. El cable puede estar conectado directamente a la máquina o tener un adaptador para retirarlo si es necesario.


El adaptador que se conecta a la máquina varía según la marca y el modelo, pero generalmente la clavija del adaptador se encuentra del lado derecho de la máquina y justo sobre él un botón o interruptor de encendido y apagado. Este interruptor nos permite brindar o cesar el paso de energía eléctrica a la máquina mientras esta esté conectada a la corriente eléctrica. Usualmente las máquinas tienen un foco o bombilla de luz que al encender la máquina se ilumina y así podemos saber que la máquina está encendida y lista para ser usada.


El pedal forma parte del cable adaptador, y es un interruptor mecánico que alimenta al motor de energía y al accionarlo permite el movimiento del mecanismo interno de la máquina de coser; este pedal se acciona con el pie y según la presión que se ejerza sobre él el mecanismo funcionará más rápido o más lento según las especificaciones de velocidad y del motor de la máquina que estemos usando. Un tip, para manejar la velocidad puedes usar únicamente la punta del pie y evitar zapatos con suela gruesa que no nos permitan ajustar la presión que ejercemos sobre el pedal.


Las máquinas mecánicas permiten que toda la maquinaria interna se mueva también mediante el movimiento de un volante manual, éste se encuentra siempre del lado derecho y en la parte superior de la máquina. Este volante se une a un sistema de engranajes que van desde el motor hasta la maquinaria interior y que se sujeta con una banda plástica que da resistencia y permite el movimiento al unísono de todo el mecanismo; es por esto que al moverlo de forma manual podemos fácilmente coser con lentitud, subir o bajar la aguja así como ayudarnos a confeccionar puntos difíciles o que requieren precisión en algún proyecto de costura.


En la parte frontal o superior de las máquinas de coser podemos encontrar algunos discos o palancas de control que permiten seleccionar distintas funciones de la máquina de coser; estos elementos nos permiten definir y ajustar los requerimientos de la costura para que sea correcta según el proyecto que se está realizando.


El tensor del hilo superior puede presentarse de forma interna o externa en los modelos más antiguos de máquina de coser, su función es presionar el hilo para que la costura sea correcta, esto se logra con una perilla que empuja un resorte sobre dos discos de presión entre los cuales debe entrar el hilo. La tensión adecuada del hilo asegura una calidad de confección óptima en la cual no se deben observar protuberancias de hilo, revisa algunos de los problemas más comunes derivados de la tensión del hilo en esta entrada.


El largo de puntada es la distancia vertical establecida entre punto y punto de la costura, es decir, cuánto avanza la tela en cada puntada; definir el largo de puntada depende del tipo de puntada y calidad que se desea que tenga la costura, las puntadas muy largas se usan comúnmente en telas muy gruesas para facilitar el trabajo de la máquina, las puntadas de un largo pequeño se usan como seguridad.


El ancho de puntada es la distancia horizontal que existe entre un punto y otro, se utiliza en puntadas de zigzag o derivadas, que son todas aquellas que no son pespuntes, el ancho está determinado por el tipo de puntada y la aplicación para lo cual se utilizará y se debe complementar con un largo adecuado para que funcione a la perfección. Otro de los usos de este disco es mover la posición de la aguja para la costura con pespunte lo cual resulta muy útil para realizar algunos acabados o detalles especiales.


Muchas máquinas de coser permiten realizar distintos tipos de puntadas, para utilizarlas se debe ubicar el selector de puntada, este se puede encontrar como disco o palanca y debe contar con una guía de puntadas marcada con números, letras o algún elemento que indique cuál ha sido la puntada seleccionada. Al posicionar el tipo de puntada en el mecanismo interior se mueven discos o placas que le indican a la barra de la aguja y los dientes de arrastre cuales son los movimientos que se deben ejecutar para realizar la puntada seleccionada.


Las máquinas poseen un elemento que permite llenar los carretes de hilo inferior que se conoce como devanador, dependiendo del modelo de máquina el mecanismo se puede encontrar de forma externa o cerca del área donde se coloca el cono de hilo superior. El devanado del carrete requiere de una tensión del hilo para evitar que éste quede flojo y la calidad de la costura sea adecuada por lo que todas las máquinas que cuentan con esta función deben tener un tensor de hilo para el devanado.


El hilo superior requiere una base o soporte de hilo donde colocarlo, se puede encontrar visible en la parte superior, algunas máquinas pueden tenerlo en la parte posterior o en una tapa que al abrirse permite su uso; su función es permitir que el hilo gire libremente para realizar la costura.


A partir de este soporte el hilo deberá llegar a la aguja con la ayuda de una guía de hilo, que es el recorrido que se debe seguir hasta la aguja; el hilo debe pasar por el tensor de hilo y el tirahilos; un gancho que sube y baja junto con la aguja y libera la tensión del hilo cuando esta se encuentra en su posición más baja brindando una holgura que permite la lazada con el hilo inferior para formar una puntada; concluyendo con el enhebrado de la aguja.


Otra de las funciones básicas que debe tener una máquina de coser es la reversa, que se utiliza para realizar remates de costura; ésta función le indica a la máquina trabajar en el sentido contrario sin importar el tipo de puntada con la que se esté cosiendo; con algunas excepciones; y dependiendo del modelo el botón o palanca de acción para la reversa puede estar posicionado en diferentes lugares, pero es importante localizarlo para realizar costuras perfectas.



Para cumplir la función de costura las máquinas deben tener un espacio para coser, en las máquinas de confección textil se conoce como de cama plana y sobre ella se debe encontrar una placa con líneas guía de margen de costura y en medio unos dientes de arrastre y un hueco por donde pasa la aguja.


Los dientes de arrastre son el mecanismo que permite que la tela avance conforme se está confeccionando, se mueven de arriba hacia abajo y de adelante hacia atrás en un circuito circular, cuando los dientes están abajo se forma la puntada y cuando están arriba empujan la tela para el siguiente punto.


Esta función no sería posible sin un prensatelas, que es un aditamento intercambiable de las máquinas de coser que se sujeta a una barra o soporte de prensatelas que puede subir y bajar mediante una palanca que se acciona manualmente. Su función es ejercer presión en la tela en conjunto con los dientes de arrastre. Justo frente a la barra del prensatelas se localiza la barra porta aguja, que se acciona con el mecanismo interno de la máquina y sube, baja y se mueve según los estándares seleccionados de largo, ancho y tipo de puntada.

Las máquinas de coser rectas o de zig zag requieren de un hilo inferior que permita realizar las lazadas de la puntada, este hilo inferior se coloca dentro de un espacio que se conoce como cangrejo; el cangrejo es una pieza de la máquina que gira en relación al largo de puntada y que tiene unas pequeñas cuñas que empujan el hilo inferior hacia la aguja y que al estar sincronizadas formal la puntada. Este cangrejo recibe una bobina que es un aparato que sujeta el carrete inferior al momento de coser.


Hay modelos que tienen el mecanismo de forma horizontal o visible en la parte superior de la cama plana de máquina; estos modelos solo requieren de colocar el carrete de hilo pues el cangrejo y la bobina se consideran una misma piezas. En los modelos industriales y algunos de uso familiar pesado el cangrejo está situado de forma vertical y la bobina se encuentran por separado, por lo que se requiere de un portabobinas o bobina metálica y adecuada para el modelo que se utilizará.

Conocer bien las partes y funciones de la máquina de coser puede ser sumamente útil durante la costura y evitarnos dolores de cabeza; aquí te compartimos los elementos clave para comenzar a equipar tu taller de costura.


Si estás pensando en comprar una máquina de coser te recomendamos comparar diferentes modelos y marcas para que elijas la que mejor se ajuste a tus necesidades y presupuesto.

 

Las imágenes usadas en esta entrada son ilustrativas, no se pretende hacer uso comercial de las mismas.


Recuerda que si quieres saber conocer más trucos de costura puedes suscribirte al blog para no perderte ninguna entrada y seguirnos en redes sociales donde compartimos más cosas sobre cómo hacer y disfrutar la moda a tu modo.




1561 visualizaciones1 comentario

Entradas Recientes

Ver todo

1 Comment


Publicar: Blog2_Post
bottom of page