G-XTQ1ZSP54R
top of page
  • Foto del escritorStaff

Caída de la tela; claves para usarla a tu favor



Es muy común que cuando compramos telas nos dejemos llevar por los colores, estampados, texturas que pueden tener; y muy pocas veces nos fijamos en la funcionalidad que va a tener para realizar el proyecto que tengamos en mente. ¿Cierto?


Para comprar la tela correcta o darle uso a las que hemos guardado por años, debemos entender que todas tienen distintas cualidades o propiedades que dependen de factores como el tipo de tejido, la tensión y el grosor de los hilos que la componen, el peso general de la tela y la caída que tiene.


Todas estas características se encuentran en todas las telas en más o menor medida; y la combinación que tengan va a provocar que la tela se comporte de diferentes formas.


El patronaje de prendas de vestir ayuda a generar siluetas específicas para cualquier tipo de prenda; aquí puede leer un poco más sobre qué es el patronaje; pero si se usa una tela equivocada, el resultado puede ser catastrófico.


Una de las características más importantes que debemos entender sobre las telas es la caída; esto no es nada más que la forma en la que la tela o la prenda cae sobre el cuerpo de una persona.


De forma práctica se puede decir que las telas pueden tener mucha caída, caída media o poca caída y determinarla de forma sencilla implica simplemente colgar la tela para ver cómo se comporta.


Así que sin más, aquí tienes las tres claves para identificar las distintas caídas de la tela.


Telas con poca caída



Este tipo de telas pueden tener distintos grosores, ser pesadas o ligeras, opacas o ligeramente transparentes; sin embargo su principal característica es que tienen mucha estabilidad y no generan pliegues profundos cuando se dejan colgar.


Cuando una tela tiene poca caída es más fácil poder generar estructuras muy marcadas que incluso puedan desafiar a la gravedad; por ejemplo, olanes amplios y estáticos, pliegues profundos que se pierden poco a poco o líneas curvas o rectas delimitadas.


Al combinarse con siluetas comunes de alguna prenda de vestir, ésta será la protagonista en todo el sentido de la palabra, pues el tejido actuará de forma correcta evitando que la silueta definida en el patronaje se “deforme”


Así que si deseamos crear productos con estructuras precisas, las telas con poca caída son nuestras mejores aliadas; pero siempre tenemos que tomar en cuenta que a mayor cantidad de tela, mayor peso; esta combinación puede provocar alteraciones en la estructura.


Telas con caída media



Un amplio porcentaje de telas tienen este tipo de caída y aunque las puede haber de distintos grosores, la mayoría son ni muy gruesas ni muy delgadas. Esta característica es de suma importancia ya que la caída depende mucho del peso total de la tela.


Cuando una tela tiene poca caída puede mantener una estabilidad según la proporción de tela que se esté utilizando; por ejemplo, en distintos tipos de faldas circulares la cantidad de tela es mayor de una modelo a otro; por tanto el comportamiento de la tela dependerá de la cantidad de tela.


Así que al utilizar estas telas podemos aligerar las siluetas o acrecentarlas con detalles de diseño como tablones para brindarle mayor peso a nuestra prenda y por tanto una caída más profunda.


Los pliegues que se generan en la caída media suelen ser sutiles, como ligeras ondas que no tienen una estructura profunda ni un tamaño específico; cuando la silueta es amplia la tela tiende a alejarse ligeramente del cuerpo y formar ondas caprichosas con el movimiento.


Telas con mucha caída



Este tipo de telas son comunes para dar mucho vuelo, pues tienden a parecer ligeramente líquidas al colgarlas. Aunque normalmente asociamos esta característica a telas ligeras; en realidad pueden ser pesadas y gruesas.


Al momento de colgarlas podemos observar como los pliegues bajan desde la parte más alta a la parte más baja formando exquisitas ondas con mucha profundidad. Esta característica da a las prendas un toque estructural pero maleable con el movimiento.


Con telas de mucha caída se pueden crear formas caprichosas y sutiles que pueden aligerarse en distintos puntos, por tanto crear piezas con aires arquitectónicos es una opción viable; siempre y cuando se manejen adecuadamente las proporciones.


Sin duda alguna, este tipo de caída es ideal para crear prendas sumamente femeninas, pues esta característica se puede adecuar muy bien con prendas ligeramente ajustadas a la cintura y las caderas para contornear el cuerpo femenino muy al estilo griego.


 

Como pudiste leer, la caída siempre va a estar relacionada con el peso o la cantidad de tela que se utiliza y este es un factor fundamental que debemos tomar en cuenta al momento de patronas para evitar que la tela y la silueta estén desproporcionadas.


La mejor forma de entender estas caídas es realizando prototipos de un mismo modelo con telas de distintas caídas, esto permite ver cómo funciona una transformación del patrón y cómo este patrón se ve influenciado por la tela.


Aquí puedes descargar un patrón ideal para probar con distintas telas.


¿Por qué no te decimos nombres de telas?


La principal razón es que este blog lo leen muchas personas de habla hispana alrededor del mundo; en cada país, e incluso en cada región, las telas son nombradas de distintas formas; de hecho, de una tienda a otra el mismo tipo de tela puede tener nombres diferentes.


La segunda razón es porque queremos que descubras una forma distinta de ver las telas y que desde tu propia experimentación y experiencia puedas darle vuelo a la imaginación sin encasillarse en que una tela se usa para faldas, otra para pantalones, otra para sacos.


Y finalmente, porque hay muchos libros, blogs, artículos y personas que comparten diccionarios textiles en donde el nombre de la tela es el protagonista, algunos ejemplifican los usos principales y sólo muy poco hablan de sus características básicas.


 

Estamos seguros que esta entrada te será de muchísima utilidad, si quieres ir desmenuzando las estructuras y siluetas de las prendas no dejes de leer esta entrada; y no seas tímido, regálanos un comentario porque queremos conocerte.


Recuerda que también puedes seguir nuestras redes sociales donde compartimos más formas de hacer moda a tu modo.


Nos seguimos leyendo. ¡Hasta muy pronto!



1600 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo
Publicar: Blog2_Post
bottom of page