G-XTQ1ZSP54R
top of page
  • Foto del escritorStaff

¿Qué necesito en mi taller de costura? Parte 1

Actualizado: 26 ene 2021


Costura creativa taller de costura

La costura es una actividad con la que podemos hacer muchos proyectos diferentes, sin embargo, hay algunos elementos básicos y útiles con los que debemos contar en nuestro taller o espacio de trabajo para que todo resulte mucho más ágil y fácil de realizar.


Para no hacer este post demasiado largo lo hemos dividido en dos partes, en la primera te contaremos sobre las cosas más necesarias y en la segunda abordaremos algunos elementos mucho más especializados que, aunque no son de extrema necesidad, pueden resultar muy útiles durante la elaboración de distintos proyectos.

 

Máquina de coser y sus accesorios básicos.


Herramientas de costura


Sin duda alguna, la máquina de coser es un básico de nuestro taller de costura, pues aunque podamos coser a mano muchas cosas este aparatito nos ahorra tiempo, esfuerzo y brinda infinidad de posibilidades. En este post te contamos sobre los elementos básicos que debes identificar en tu máquina de coser, sin importar que sea nueva, viejita, cara o barata.


Las máquinas familiares deben contar, además, con algunas herramientas para que puedas usar sus funciones adecuadamente, como prensa telas, accesorios y herramientas básicas.


Los prensatelas son accesorios que sirven para facilitar algunas funciones o aplicar diferentes técnicas de costura, como básico debes tener uno universal que sirve para aplicar cualquier puntada ya sea recta, zigzag y las derivadas de estas. Existe una gran variedad de prensa telas que te ayudarán a realizar diferentes técnicas de costura o aplicar acabados especiales como el de cierre, dobladillo invisible, dobladillo roulette, ojales o pegado de botón que son los más comunes y prácticamente todos los modelos de máquina de coser los incluyen.


¿Los vas a necesitar todos? Si, en algún punto de tu vida; y lo más probable es que después necesites otros prensa telas mucho más especializados según el tipo de proyectos que realices.


Para adecuar, cuidar y mantener tu máquina te recomendamos que cuentes con al menos dos desarmadores planos de diferentes largos; uno pequeño y uno más grande, estos sirven para cambiar accesorios o agujas; ten a la mano una brocha pequeña para limpiar las pelusas en los dientes de arrastre y el cangrejo, un paño seco o húmedo para limpiar el exterior de la máquina y no olvide poner una funda sobre esta para que no se empolve y dañe en un futuro.


Otros accesorios que nunca estarán de más son las agujas de diferentes calibres; las más comunes son las de 90/14, que sirven para prácticamente cualquier tipo de tela y costura, sin embargo, contar con agujas más delgadas y más gruesas es lo mejor, pues de pronto podemos tener problemas con la costura y pueden ser derivados de una aguja inadecuada o en malas condiciones; aquí te contamos más sobre esto; por tanto, te recomendamos que tengas agujas del 75/11 para telas ligeras y del 110/18 para telas gruesas o costura de muchas capas de tela.


Además de agujas vas a necesitar carretes (bobinas) que sean adecuados al modelo de tu máquina de coser, normalmente los venden por docena y tener varios te cambiará la vida, ya que te ahorrará tiempo y dinero; teniendo una cantidad no muy exagerada de carretes puedes rellenar muchos de un mismo color o tener diferentes colores según las necesidades de tus proyecto.


Herramientas más necesarias


Los proyectos de costura requieren un espacio adecuado, así que contar con una mesa o escritorio donde podamos realizar distintas actividades es fundamental, si no contamos con un espacio específico para nuestro taller de costura podemos usar la mesa del comedor o la cocina para realizar patrones, cortar las telas e incluso coser. Debemos procurar que el espacio esté limpio y libre de elementos que puedan manchar o dañar nuestras telas.



Durante todo el proceso vamos a requerir medir y trazar distintos tipos de líneas, por eso debemos contar con una cinta métrica flexible de modista, así como diferentes reglas; te recomendamos que tengas un metro para líneas rectas largas o una regla “L” para realizar ángulos de 90° así como una regla pequeña de 10 ó 15 centímetros para mediciones durante la confección, verificar medidas o marcar en piezas pequeñas algún detalle. Si además de coser queremos realizar patrones, lo ideal es contar con reglas específicas para esta actividad, como la curva sastre y la curva francesa.


El trazo de los proyectos se puede hacer en papel o directo sobre la tela, dependiendo del tipo de proyecto que se haga; nosotros te recomendamos que lo hagas primero en papel que puede ser bond, manila o un cartoncillo no muy grueso; como papel kraft. Para realizar trazos en papel podemos usar bolígrafo, plumones o lápices; sin embargo, para trazar sobre las telas es necesario usar gredas o plumones especiales para estos materiales, que se desvanecen con la luz, el aire o un poco de agua.


Tanto el papel como la tela se deben cortar, por eso requerimos de tijeras para esa actividad; no todas las tijeras son ideales para cortar piezas grandes y lo mejor es no usar las mismas tijeras para cortar cualquier cosa, por eso te recomendamos que tengas, en un principio, al menos unas tijeras exclusivas para cortar las telas y unas para cortar el papel o cualquier otro material.


Para que los cortes queden mejor en la tela te sugerimos que uses unas tijeras de de sastre o modista, con un largo de al menos 6” en sus hojas, que no sean sumamente pesadas y que se vean de buena calidad; las de papel pueden ser más cortas y de menor calidad; sin embargo unas de un buen peso, hojas largas y un mango ergonómico son mucho más cómodas y aseguran un corte más parejo. Evita usar las tijeras de tela para otras cosas u otros materiales, pues esto hace que pierdan su filo; también es importante que las cuides y evites que caigan al suelo para que no se se despunten o enchuequen las hojas.


Hay otras dos herramientas de corte muy especializadas y básicas para el taller de costura; el descosedor, que sirve para retirar costuras sin dañar la tela además de que se utiliza para abrir ojales; y el deshebrador, que es una tijera de un paso, pequeña y manejable que permite cortar los excedentes de hilo de nuestro proyectos ya sea durante la costura o una vez finalizado un proceso.


Tener un alfiletero con suficientes alfileres no es opcional, sino prioridad, pues los alfileres se usan durante muchos procesos de costura y se pierden con facilidad; hay de muchos tipos de estas pequeñas herramientas, pero te recomendamos los alfileres con cabeza pues se ven con mucha facilidad y son prácticos de tomar y colocar.


Además de alfileres debemos contar con algunas agujas de costura; te sugerimos que tengas a la mano unas de modista #6 ó agujas finas del #15; no está de más contar con distintos tamaños de seguritos o alfileres de seguridad, aunque no se utilizan con mucha frecuencia, pueden ser muy útiles. Un tip extra, ten un imán grande para levantar alfileres del suelo de forma fácil y práctica, ahorrarás dinero.


La plancha y el burro o tabla de planchar son necesarios para darle buenos acabados a nuestros proyectos, sobre todo si lo que queremos confeccionar son prendas de vestir. Lo importante con la plancha es saber regular la temperatura para evitar quemar las telas y dejar que caliente según la temperatura seleccionada; hay muchos tipos y modelos de planchas, pero una que cuente con vapor regulable y placa de teflón te será de muchísima utilidad.



Ya antes habíamos mencionado que las plumas, los lápices, los plumones y el papel son muy útiles en el taller; pero ocuparemos algunas otras cosas como pegamento en barra, cinta adhesiva y cinta de enmascarar; el pegamento en barra y la cinta adhesiva transparente sirven perfecto para unir piezas en papel de forma más permanente; mientras que la cinta de enmascarado, al tener un adhesivo es menos fuerte y contar la cualidad de que se puede escribir fácilmente sobre ella, puede utilizarse para pegar sobre las piezas de tela como identificación o agregar instrucciones para la confección.


Nunca está de más tener una libreta para apuntar ideas, procesos que deseamos recordar posteriormente y anotar nuestros gastos, aunque no estemos realizando proyectos para vender.


Insumos para el taller de costura


Los insumos son todos los elementos necesarios para crear un producto, incluye materiales como las telas, los hilos y los habilitados necesarios para confeccionarlo; los habilitados son todos aquellos elementos que permiten que el proyecto funcione correctamente o que le dan una apariencia especial como cintas, resortes, pasamanerías, botones, broches, cierres, entre otros.


Nuestra recomendación es: comprar sólo lo que vas a necesitar o que vas a ocupar en un momento cercano; pero siendo realistas, eso no sucede prácticamente nunca, aunque es la mejor práctica.


Sobre las telas es sumamente importante que usemos las adecuadas para el proyecto y que compremos la cantidad necesaria; si los proyectos son manualidades o productos que no son prendas de vestir te recomendamos comprar un 10% o 15% más para futuras aplicaciones; si los proyectos son prendas de vestir y estás comenzando en esto de la costura, te recomendamos que elijas telas económicas, que sean fáciles de conseguir, manejar y coser; en un principio evita TODAS las telas que estiren, con texturas peludas, afelpadas o relieves complicados, como lentejuelas; compra la cantidad necesaria y un 15% ó 30% más.


Muchas personas recomiendan tener hilos de colores “básicos”; negro, blanco, azul marino, rojo café; sin embargo, los colores de los hilos y las telas vienen en diferentes tonalidades y saturaciones, el hilo para coser nuestros proyectos debe ser de preferencia lo más parecido al de la tela, técnicamente el hilo debe perderse en la superficie de esta; amenos que deseemos que sea un detalle visible y contrastante; así que, lo ideal es comparar el color de la tela con el hilo.


Las máquinas familiares funcionan mejor con conos/carretes pequeños; de acuerdo a la cantidad de cosas que vas a realizar puedes comprar dos o tres piezas del mismo color y así ir armando tu propio estante de colores de hilo; aunque hay distintas calidades de hilos verifica que el que compres sea de poliéster y que no se noten abultamientos o demasiadas pelusas; es importante que sepas que hay muchos tipos de hilos, pero en un principio conocer y elegir basados en estas dos características es más que suficiente.


Los habilitados funcionales dependen del proyecto que se quiera confeccionar; comprar cientos de botones, cierres o broches puede ser un gasto innecesario y que además, puede generar un almacenamiento de cosas que realmente no vamos a utilizar, así que compra sólo un poco más de lo que vas a utilizar y procura crear nuevos proyectos que utilicen lo que ya tienes en tu stock.


Lo mismo sucede con los habilitados decorativos; nos podemos emocionar con un listón, un herraje o una aplicación, pero si no sabemos cómo o en qué proyecto la vamos a utilizar es dinero parado, incluso por años; así que si de pronto encuentras algo irresistible, date a la tarea de diseñar o encontrar el proyecto perfecto para utilizarlo.

 

En conclusión, equipar y adecuar un taller de costura completo lleva tiempo y requiere de una buena inversión de dinero; es mucho más fácil hacerlo basado en las necesidades de los proyectos que tengamos en mente realizar; pues no se requieren las mismas herramientas para confeccionar manualidades, patchwork, prendas de vestir o realizar arreglos sencillos; sin embargo, con los elementos que te hemos compartido en esta entrada podrás comenzar con el pie derecho, sea cual sea el tipo de proyectos que deseas confeccionar.


Recuerda siempre que la costura es una actividad que se aprende con el tiempo, la práctica y la constancia; que siempre vas a poder aprender nuevas técnicas y adquirir otras habilidades que complementen lo que ya conoces, pero que lo verdaderamente importante es que lo que tu hagas te brinde alegría, sin importar la razón por la que lo haces.


Si a ti te apasiona la moda y confeccionar prendas de vestir, no olvides que aquí compartimos distintos patrones listos para imprimir y utilizar; como este sencillo kimono que puedes realizar fácilmente con la tela de tu gusto y así empezar a hacer moda a tu modo.

 

Nos encantaría saber más de ti, cuéntanos en la sección de comentarios que proyectos realizas o te encantaría aprender a hacer; si te gustaría que te compartiéramos una idea específica, alguna técnica que te encantaría aprenden o un modelo en particular del cual te gustaría un patrón; también puedes contactarnos por redes sociales y suscribirte a nuestra lista de correo para que no te pierdas ninguna de nuestras próximas entradas.



830 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Komentarze


Publicar: Blog2_Post
bottom of page