G-XTQ1ZSP54R
top of page
  • Foto del escritorStaff

Tartán; la tela de identidad escocesa



Todos conocemos la tela escocesa; sabemos que tiene patrones de cuadros, la vemos comúnmente en uniformes escolares, muchas marcas de moda de lujo tienen sus propios patrones, estamos seguros de que es un emblema de Escocia y que de pronto la realeza inglesa utiliza prendas de esta tela.


La realidad es que; aunque es símbolo de Escocia, no es exclusiva de los escoceses; su nombre realmente es Tartán, lo que parecen cuadros son líneas dispuestas horizontal y verticalmente para formar setts y algunas partes de su uso en la historia nos plantea una realidad asociada a los uniformes.


Tartán historia

Como sabemos, la sociedad moderna surge de nuestro pasado colectivo o particular; normalmente las culturas antiguas fueron conquistadas o dominadas por otras que se consideraban más grandes, poderosas, ricas y “educadas”; y sin duda, a lo largo de los siglos las personas se han movido de una región a otra sin parar.


La historia del tartán escoces está cargada de tradición, emoción, lucha y un poco de política, pero su origen va más allá de Escocia.


Hace algunos siglos, Escocia se dividía en dos regiones; Highlands o la zona montañosa y los Lowlands o zona del valle; en ambas regiones habían pequeñas comunidades que se denominaban clanes.


Los clanes son grupos sociales ligados por parentesco; en donde existía un líder comunitario; quien era el encargado de guiar en la batalla, buscar el progreso de su comunidad y mantener el orden; por lo que cada clan lleva el nombre del susodicho y el puesto pasaba de generación en generación, o hacia algún miembro de la comunidad/familia.


La idea de la asociación en clanes no es propia de Escocia; resulta que los vikingos, desde mucho tiempo antes, ya se agrupaban de esta forma. Ellos tenían una conexión importante con los celtas, quienes tejían tartán desde hace más de 3000 años; así que los distintos clanes vikingos tenían su propio patrón o sett de tartán.


Se sabe que el tartán llegó a Escocia e Irlanda en el siglo V a.C. ya que la región nórdica, donde se asentaban los vikingos, es en realidad una tierra con un clima bastante complicado; las tierras de cultivo eran pocas y las posibilidades de permanecer por mucho tiempo en el mismo lugar eran difíciles.


Así que los vikingos, además de guerreros, eran exploradores en busca de mejores tierras y climas donde pudieran establecerse con sus familias, su comunidad y tener una mejor calidad de vida.


Escocia tiene mejores tierras de cultivo y mejor clima, además está localizada cerca de las rutas vikingas; así que sería absurdo pensar que Escocia está lejos de las tradiciones y la cultura nórdica.


Como todo en la vida antigua es político y territorial, las naciones más pequeñas o sin tantos recursos suelen ser dominadas por otras naciones con muchos más recursos. Eso provocó que la región escocesa estuviera bajo el poder de la Corona Británica por muchos siglos.


kilt escocés

A pesar de ello, sus costumbres ancestrales y modernas no variaron tanto; siguieron teniendo sus distintivos clanes, su vestimenta seguía siendo su tradicional kilt en las tierras altas, sus comunidades se volvían prósperas con la agricultura, la ganadería, la fabricación y comercialización de whisky; en fin; vivían bien y tranquilos, o eso parecía.


Durante varias veces de la historia los escoceses se levantaron en armas en contra de la Corona Británica; querían un Rey, pero un Rey que fuera católico. Así que en 1746 tuvieron una batalla campal en donde los escoceses perdieron todo en contra del ejército británico.


Muchos hombres de las tierras altas y bajas murieron en el campo de batalla, otros fueron encarcelados por años y posterior al levantamiento se impuso una ley que prohibía el uso de tartán, los tradicionales kilts de las tierras altas, los triubhas de las tierras bajas, la gaita y todo aquello que se considerara escoces; incluido en whisky.


Así que durante 36 años los escoceses que osaran portar, aunque fuera un pequeño cuadrito del tartán de su clan, podían ser encarcelados o enviados a las colonias americanas hasta por siete años. Básicamente, ser escoces era un delito.


Algunos años después de la abolición de la ley se celebró un gran desfile en las calles de Edimburgo, capital de Escocia; se buscaba honrar la tradición escocesa y celebrar sus costumbres, así que el Rey Jorge IV y la Reina Victoria buscaron el apoyo de Sir Walter Scott; un afamado novelista e historiador escoces.


tela escocesa

Este hombre se encargó de inspirar la visión que hoy tenemos de Escocia, los highlanders, los kilts, las gaitas, las medias, el whisky y todo lo relacionado a los escoceses desde 1822; tanto que para este evento se diseñó un tartán exclusivo para la Casa Real Británica que hoy se sigue utilizando, el Balmoral.


Los hombres de la corte y el ejército se vistieron con “kilts tradicionales de las tierras altas”; las damas incluían en sus vestidos faldas amplias de tartán; la música de las gaitas resonaba por las calles, mientras el whisky corría por toda la ciudad mientras se forjaba una nueva identidad escocesa ligada a la tradición inglesa.


Hoy en día la Autoridad Escocesa de Tartanes tiene registro de más de 4000 setts distintos, con la historia y origen de casi todos ellos. Cualquier persona con ascendencia escocesa puede contactarlos para buscar el tartán particular de su clan; pero incluso cualquier persona puede tener su propio diseño de tartán y registrarlo.


Aunque su uso es más común en Inglaterra, Irlanda y Gales; alrededor del mundo hay muchas colonias de escoceses, principalmente en Norte América; pero, el mundo es tan pequeño que, en realidad, los escoceses se encuentran por todos lados.


Así que sin importar en que parte del mundo se encuentren, es muy usual que para los actos sociales solemnes los varones de ascendencia escocesa opten por usar un kilt tradicional del tartán de su clan para los actos sociales solemnes; pero las mujeres también pueden portarlo sin mayor problema.


Originalmente esta tela se elaboraba de lana; en la actualidad su popularidad y uso tan variado, ha derivado a su fabricación con fibras sintéticas con tantos patrones, colores y estilos que le dan un toque muy especial a cada prenda.


Muchos diseñadores de moda han usado tartanes en sus colecciones, lo asociamos con camisas de estilo grunge en típicos cuadros negros y rojos, y sin duda alguna, a muchos nos rememora algún uniforme escolar.


Porque el mundo es circular al igual que la sociedad; todas las culturas, de una u otra forma, se han visto influenciadas por algunas más antiguas o más modernas. Conocer el origen de aquello que convive en nuestra cotidianidad nos abre la mente a millones posibilidades.


 

Esperamos que hayas disfrutado esta entrada y que desde hoy veas el tartán como algo más que una simple tela escocesa. La historia de las cosas, por simple que parezcan; nos regala mayor sentido a lo que hacemos y lo que imaginamos.


Porque la moda, desde hace muchos siglos, se hace a nuestro modo.


¡Nos leemos pronto! y no olvides que puedes suscribirte a nuestro Newsletter o ser parte de esta comunidad dando click aquí.



Pd. Si te interesa saber más sobre Escocia, el tartán y los kilts; no dejes de ver la serie de Outlander de Netflix. La recomendamos 1000% ¡El vestuario es una delicia!



213 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Comments


Publicar: Blog2_Post
bottom of page